viernes, 30 de abril de 2010

¿Pero que hago yo aquí?


El otro día, hablando con un amigo, me dijo: -Menditxu, deberías escribir en "la Cometa" sobre lo que haces en Bolivia.- Yo le respondí: - ¡Jobar! es que el Blog es algo personal y no profesional.-
Pero bueno, como al final hay que darle al público lo que pide, haré una breve descripción de cómo, porqué y hasta cuándo los "Chuños" (como noa llama una amiga) están en Bolivia:

Al hilo del “Stephan Plan”, abandoné a los míos de Dublín y me fui, el otoño pasado, a una universidad perdida en el Reino Unido, Cranfield University, a fin de sobre-educarme una vez más (puede que no sea la última), esta vez en Agua y Saneamiento para Desarrollo y Ayuda Humanitaria.
Terminé mis estudios y fui seleccionado para una beca de prácticas aquí, en Bolivia, donde resido alegremente junto con Ratita desde Noviembre del 2009.

El "quid de la cuestión" ahora es saber que diantres hacemos realmente aquí, lo explicaré:
Ratita vino como asesora técnica para un programa de producción de truchas y yo para otro de agua y saneamiento. Pero pronto vimos que esto no iba a ser como esperábamos. Si leíste previas entradas en “la cometa”, sabrás ya que todo es muy diferente aquí. Así que lo que un día era ir al campo y pasar temporadas en las comunidades, trabajando junto a ellos para levar a cabo los proyectos, se convirtió en lo que hacemos ahora. Puro trabajo de oficina; escribir proyectos y buscar financiación para ellos. Reticentes de todos modos como son escritos, ya que muchas veces las comunidades no son ni conscientes que ese proyecto exista. Pero aún así, saber cómo NO se hacen las cosas tiene su valor. Puede que no tanto como saber cómo SÍ se hacen, pero que consuelo nos queda.

Otra razón por la que estamos aquí, es que esta era una muy buena oportunidad de estar juntos, una como no teníamos otra, así que decidimos apostar por ella. He de decir que en este sentido, no tengo, al menos yo, ninguna pega. Vivir con Ratita no es tan duro como pensé... Ella a veces no hace la cama, otras tardamás de dos horas en ponerse a fregar la vajilla. Yo por mi lado a veces hago la cama y casi siempre cocino para que no me toque fregar.

Digamos entonces que del 100%, el trabajo nos da un 20% pelado y el resto un 40%, tenemos pues un 60%, que generalmente era mi nota mayoritaria en la Universidad.

Hasta Julio del 2010, si Inmigración quiere, estaremos en esté lindo país, luego América Latina nos espera… si escucharte bien:
El “Chuño’s LA Tour 2010” 


 Estaremos hasta mediados de Septiembre de gira americana: Perú, Ecuador, Colombia y tal vez América Central. Todos los que leáis esto sois bienvenidos a uniros a parte del Tour. Si te viene muy lejos, también habrá otr más cercana:
“Basauriko Jaiak 2010” o Fiestas de “Basauri 2010” del 9 al 15 de Octubre…a las cuales también estáis invitados.
 
Míticas

miércoles, 28 de abril de 2010

Translating " The Kite"

As you can get the english into spanish, you can get the spanish into english...
Click here to follow us in english.
Advertence: Be imaginative with whatever Google does not get irgth!

lunes, 26 de abril de 2010

Traduciendo "la cometa"

Hace algun tiempo vi que se pueden traducir las entradas del blog de forma más o menos inteligible.
Clickad aquí para is a la traducción en castellano de las entradas en ingles.
Os advierto que alguna vez tendreis que hacer volar la imaginación.

domingo, 25 de abril de 2010

Orchid friendship vs. Cactus friendship

When you compare things, it is often useful to catalogue them in groups, because it is better to draw conclusions. For example, people can be grouped in unpunctual or Swiss, in Bolivians or talls, or also in hard workers or Spanish.

With friendship you can do the same, but I have to say that one division I like the most is the one noted in the title: Orchid friendship and Cactus friendship. But what is it each one of them I shall explain:
Orchids look really nice, smooth, colourful, the prototype of a flower, but they are very difficult to grow, they need lots of humidity, certain amount of sunshine, special trees to grow on. What for? One could ask Just to have a dozen of flowers a year. Too much bother.

Cacti tend not to be as gracious as orchids are. They are usually, but not always, a single falic structure full or spikes, not inviting you to be nearby. But God they are rugged! They need virtually nothing to survive, no water, even salty soil is good, no matter how much sun or UV light. They thrive, millimetre by millimetre and year after year, on the hardest of the situations. What for? One could ask. Typically to have a single, marvellous flower, more often than not the only coloured dot within miles, just a little occasional happy note in a desert of emptiness. 

Cactus friendships are the best for me! You don’t need to pay attention to them every day, week or month. Once a year, sometimes less, is good. You don’t have to “give then water” every other day; just a little phone call from the distant is more than rewarding for them. But when you see Cactus friends together, they blossom like no others do. Plenty of colours that had been kept away from the burning sun of distance. Plenty of love halted for maybe a year. Plenty things to be talked about since the last time they were together. Plenty and plenty or cold beers or tempered bitter to be drunk in the Pub.
I have a lot of cactus friends in my life and I am thankful for that, for I am a cactus person and therefore cactus friends suits me better that delicate orchids! From time to time I see one of those old cacti that have been by my side for years. We are always happy to see each other like no time would have pass, apart from a little fat over where or less hair on top of there.
All my Orchid friends, I guess they dried out long time ago, as I cannot think in many of them
As Bruce Lee would (almost) say in a commercial:
"Be Cactus my friend!"

viernes, 23 de abril de 2010

El autentico Dominguero boliviano

Era allá por Noviembre, cuando descubrimos la figura del dominguero boliviano...

Decidimos hacer algo especial ya que tuvimos la visita de la Sta. Peroni ,así que cogimos un bus dirección a Chaqui-baños. La palabra "Chaqui" la usan para referirse a la resaca y si ya tienes unas resaca con arrepentimiento de por medio, dirán que estás de "Chaquimoral". Pues considerando que hay un sitio llamado Chaquibaños, algo tiene que tener para hacer más livianos los dias de resaca de los bolivianos...Se trata de un pueblo que esta a las faldas de un extinto volcán, y que cuenta con baños termales.


Al llegar al pueblo, uno se encuentra con una hilera de puestos de menús, otra de puestos de champús, geles, flotadores, y demás artículos para el agua, y carteles indicando la dirección de distintos baños privados. Al principio nos dio un poco de respeto, considerando el aspecto de las piscinas, muy lejos de las más cutres que podais imaginar...Pero al final nos animamos a entrar a los baños y pasar el dia flotando en aguas calientes. Considerando el frio ambiental, estar a 35-40ºC cuando en el exterior no pasa de los 8º, fue una maravilla...


Desde los baños veíamos que a las faldas del volcán se amontonaban mantas, telas, manteles, ropas,...secándose al solito del día. Resulta que desde Sucre (3 horas) y Potosí (1.30 hora) vienen familias enteras a pasar el domingo lavando la ropa de la semana en las aguas calientes que emanan de las faldas del volcán. Así que Chaquibaños se convierte los domingos en un amasijo de mujeres lavando, mientras sus maridos les dan conversación y vigilan a los hijos; de ropas limpias tendidas encima de coches y arbustos; y de niños cociendo huevos en las piletas donde el agua llega a salir a 70ºC...


Es divertido descubrir, que cada cultura tiene su figura de dominguero. En España, iremos a la playa con los taper ware de tortilla y la botella de gazpacho, o al campo con la barbacoa y el balón de fúltbol. Aquí en Potosí, se van a lavar ropas y bañarse al campo. Al final todo es lo mismo, una buena excusa para pasar el día en familia o con amigos, y desconectar de la rutina diaria.

miércoles, 21 de abril de 2010

Aquel cafecito y "Stephan Plan"

El tren es más que un gran medio de transporte, es un gran medio de cambio personal. Le contaré porque lo creo así.

Era Septiembre del 2006, en un tren de cercanías, la línea: C-3, el destino: Orduña.
Me encontré con el Sr. Santos, del que sabía era vecino, pero poco me crucé desde tiempos de la Uni, tal vez desde el Cole. Resolvimos tomar un café en el dublinés del pueblo y nos contamos planes de ir a Dublín y a Finlandia, de que si "tal" chica o "pascual" trabajo. De donde habíamos estado los últimos años y demás.



Con el tiempo, él se fue al norte, pero al norte del globo y yo, desde Dublín le enviaba vientos y lluvia.

Meses más tarde conocí a Mademoiselle De Grave, que venía a Dublín y fue parte de "Los Ahsmoreans". Estudiaba lo que estudiaba y nos hicimos amigos. Todo gracias a ese café.
Poco después conocí, gracias a ella y gracias a aquel café, a Mrs. Gee-Silverman que me presentó a Froilain Martz, por la cual he de decir perdí un poco la cabeza.
La cosa quedó en un corazón más o menos fisurado y en el "Stephan Plan", que junto con el Pirata Vallejo tracé en Viena. Mi nueva hoja de ruta, un sueño de hacerme más feliz a mí mismo, haciendo más felices a otros. Poco a poco "Stephan Plan" se va transformando, o tal vez definiendo, ciertamente no lo sé. Pero la idea de saber que lo estoy llevando a cabo me llena.



Fíjese, "Stephan Plan" me convenció de romper con "The Ghost of the Past", el me presentó a "The Ghost of the Future", fue el que me llevó al Reino Unido, a Madagascar con los lemures y finalmente me hizo amigo de las llamas bolivianas y me hizo conocer a la hoy compi de blog, de aventuras, de desventuras y de amores, la Ratita.

Pero nada hubiera sucedido sin aquel café, solo o cortado, pero aquel en particular. A veces creo que ponemos cauce al destino una vez pasado (citando el refrán: "Después de visto lo cojones: Macho"). La verdad, tal vez sin aquel café, aún estaría donde estoy, conocería lo que conozco y me perdería lo que me pierdo. Eso no lo sabré jamás, es por eso que como es mi pasado, mi historia y mi destino, la cuento a mi manera, que es más que decir "aquí estoy y colorín colorado".
Además, todos sabemos, que delante de un buen café se pueden conocer grandes persona, romper corazones y soñar cualquier cosa que uno se proponga, y eso es bonito.

sábado, 17 de abril de 2010

Caserita, hoy que tiene de fruta?

Una de las cosas que más me gustan de Bolivia es la fruta. Comemos cantidades ingentes de fruta...Y es que tienen un sabor mucho más fuerte, como si cada vez que comemos un melocotón es si como masticases perfume, o si en cada mordisco de sandía hubiese el aroma de 50 sandias españolas juntas.

Hay muchas frutas nuevas que no conocía hasta llegar aqui. Y sobre ellas va esta entrada. Empecemos:
1. El Pacay
Son unas vainas enormes, que al abrirlas contienen una masa algodonosa con semillas moradas al interior. Lo que se come es el algodón blanco que se ve, y está riquíiisimo.


2. El Achachairú
Parece un níspero, pero por dentro tiene una textura como de uva, por encontrar algún parecido. Dicen que hay que tener mucho cuidado al comerlo porque tiñe la ropa de color sangre...


3. El Maracuyá
Creo que todos hemos escuchado hablar de esta fruta, pero imagino que muchos, como yo, ni os imaginabais como es. Lo que mas me gusta del Maracuyá es lo extraño que es comerlo. Pareciese que estás tragando renacuajos con sabor a fruta...y es que básicamente consiste en una gelatina que recubre cientos de semillas. Riquiiisimo, eso si, más de dos al día, y te pillas una acidez de caballo...   
          
4. El Tumbo
Fruta de la familia del Maracuyá, pero menos ácido y con sabor a níspero.  
                                   

5. El Melón de Agua
Es básicamente melón, pero con el tamaño de una palma de la mano y vetas moradas en la piel.


6. La tuna (o higo Chumbo español)
Yo había escuchado que existía en España, y recuerdo a un señor que los vendía siempre en Cádiz, pero nunca me atreví a probarlo. Aqui los venden verdes, naranjas y rosas, buenisimos. Aunque dejan unas pequeñas espinas clavadas en la piel la mar de molestas...


7. Y por último, las mini-bananas, que Menditxu se come como si fueran pipas...jeje 

viernes, 16 de abril de 2010

Atardece que tampoco está mal


Hablé un poco el otro día sobre lo bonita que puede ser la noche, cuando uno la mira tras la lenta lente fotográfica. Oscura, negra y ámbar, lineal o borrosa.

Los minutos previos, cuando la noche se está maquillando para salir a escena, son si caben más bonitos. Mírala desde el este, pues le gusta mirarse hacia el otro lado en el espejo del horizonte. Mírala rápido, pues no durará mucho su ritual de engalanamiento. Mírala a menudo, pues muchas veces se cubrirá con mantones de nubes mientras se pinta.

Agazápate en algún mirador y espera paciente tonos amarillos, rojos, azules y rosas de su mirar.

He de reconocer que P’utuqsi, y Bolivia en general, son unas expertas en las lides del atardecer. No hace falta que sea una tarde de verano regresando de la playa con la chica que en secreto amas. Basta con sentarte en tu ventana, mientras escribes en tu pequeño diario.

Pondré como muestra unos botones:

 Los bolivianos se pueden deleitar con atardeceres tras
los grandes árboles y los extensos parajes semitropicales.



Con palmeras y nubes, blancos,negros, azules y amarillos. 
 

 

En cambio el Lago Titicaca, se quema casi a diario.
Se quema y apaga preparándose para el próximo día.

Como en pocos sitios verás atardeceres como los bolivianos, no sé si será por la altura, si será el cielo límpido, sin rastros de industria o si será,  y casi casi que me decanto por esto, que en Bolivia se da una mezcla de lentitud, soledad y tranquilidad que les hace más resplandecientes a mis amigos los atardeceres.

martes, 13 de abril de 2010

Anochece que no es poco


La noche siempre ha fascinado a unos y ha dado sueño a otros. Yo me considero una especie anfótera y me mezclo un poco en cada una de las situaciones. Aunque he de reconocer que los trasnoches hasta el siguiente amanecer se han reducido hasta casi su extinción.
Pero la noche siempre tendrá un misterio al que el día no puede aspirar. No se dice días de sexo apasionado, ni días de juerga loca...sino días de suerte, que no está mal, pero, reconozcamos que no es lo mismo.
Solamente quería compartir con vosotros algunas de esas luces especiales que tiene la noche, luces difuminadas que se suman unas a otras en la lente del que las mira con ojos lentos y tranquilos.

La Paz puede ser una ciudad caótica y sucia, pero de noche gana enteros.
 
La Casa de la Moneda de Potosí, ha visto miles de noches
como estas,con miles de autos pasando frente a su portada.

Qué decir de una noche cálida de de verano en 
una playa de Brasil, merece poco comentario más.
Poco más que decir, más que la noche tiene un algo especial que al objetivo de mi Canon le gusta.

sábado, 10 de abril de 2010

¡Sin Prisas, por favor!

Hace ya algunos años que soy asiduo a la cerveza y una de mis nacionales preferidas para tomar en buena compañía es Voll-Damn, la del anuncio de: ¡Sin Prisas, por favor!

Aquí en Bolivia, podría hacerse un anuncio así para cada ítem de la vida cotidiana y de la vida inusitada también:

-Si decides coger un tren en alguna de sus pérdidas ciudades… ¡Sin Prisas, por favor!

Este sujeto en Mumbay duraría 54 segundos, en Uyuni,
probablemente estaría a salvo dos días, si antes no muere
de sed o hambre o se lo come un perro salvaje de Salar

-Pongamos que vas a comer un almuerzo como el del precio justo… ¡Sin Prisas, por favor!
-Digamos que vas a ver un concierto de música previsto a las ocho de la tarde… ¡Sin Prisas, por favor!
-Ahora piensa que quieres coger un autobús hasta Cochabamba… ¡Sin Prisas, por favor!
-Un día te levantas con la vena Bricomania® y decides comprar algo de madera para hacer unos muebles… ¡Sin Prisas, por favor!
-Tú taxi transformer va a 7 Km/h, sin el contacto puesto y ni las luces, bajando por tu calle de un grado de pendiente… ¡Sin Prisas, por favor!

Nadie aquí parece tener demasiada preocupación sobre la perdida de lo que nosotros consideramos “oro”* y es por esto que nadie puede decir que sean “bobos”, haciendo honor a otro refrán para variar.

Si a quien esperas no llega, busca activiades alternativas
para no aburrirte, mejor que esperar...colúmpiate en rosa.

Es más, una vez me contaron una historia, la de un rey sabio que gobernaba a sus súbditos con justicia y amor, hasta que un día una persona bebió del pozo de la locura y enloqueció. Muchos otros le siguieron, en poco tiempo el rey era el único cuerdo que no había bebido del pozo y la población se revelaba contra el llamándole loco, pues sus acciones iban ahora en contra de la “cordura” colectiva. Sabio como el solo era, el rey fingió locura a fin de conservar su trono y su cabeza. Volviendo a reinar otra vez la armonía en el reino.

Esto se aplica aquí a rajatabla, tomo el mundo llega siempre tarde, pero todo el mundo también sabe que al que esperas llegará tarde. Somos nosotros los únicos que no frustramos y juramos en hebreo respecto a eso. El boliviano tipo, se reiría de media hora de tardanza.

Yo aquí (no incluiré en la cita a Ratita, que está más mimetizada con la puntualidad Boliviana), creo que estoy por el buen camino, el de “enloquecerme a la boliviana” algún día llegaré a la perfección y algo en mi habrá muerto, la puntualidad, y con ella parte de mi “yo europedo”.

* Del refrán: El tiempo es oro y el que lo pierde es un bobo.

jueves, 8 de abril de 2010

Y tú, ¿En qué crees?

Hay quien dice que la sociedad española es muy supersticiosa. En mi opinión, queda años luz de la boliviana… Aquí cada día nos topamos con nuevas creencias, algunas de ellas muy divertidas.

Hace unas semanas fuimos a la Comunidad de Orckococha con el señor que va a construir las jaulas de cultivo de truchas. Estábamos ya cerca del lago cuando una culebra se topó en nuestro camino. El señor puso una cara de susto tremenda y nos dijo que eso era una señal de que no debía realizar allí su trabajo porque saldría mal…nos llevo un buen rato convencerle de lo contrario…

Hay una laguna de agua termal a 30 minutos de Potosí, en el cráter de un antiguo volcán. Es un sitio precioso al que vamos siempre que podemos y el tiempo acompaña. Muchos potosinos no se atreven a ir allí por las leyendas que circulan acerca de la laguna. Dicen que tiene unas corrientes internas que absorben a las personas al interior del lago, devolviéndolas a la superficie a las 24 horas, cocidas…Incluso cuentan que una vez un señor se suicidó, sumergiendo su microbús en el lago y como el fondo del agua está a tan alta temperatura, no pudieron rescatarlo… La realidad es que nosotros hemos ido ya tres veces, y seguimos vivitos y coleando.


El colmo fue hace dos domingos. Fuimos a hacer las compras de la semana a la “feria”, algo así como un súper mercadillo en el que se encuentra de todo y donde las campesinas venden sus productos los sábados y domingos. Llevábamos a nuestro perro Chuño. Una señora a la que le comprábamos verdura, viendo que somos tan cariñosos con él, me dijo que cuando se quiere mucho a un perro los hijos salen parecidos a él…Le contesté que por ahora no quiero tener hijos y ella amablemente me respondió que nunca olvide lo que me dijo, que a los animales no hay que quererlos mucho. Me quedé pensando…hijos peludos, que devoren huesos, y meen y caguen por todas las esquinas de la casa….ni hablar!

Luego está la fijación que tienen por el significado de los sueños:
• Si sueñas con un bebé o araña, es que tendrás dinero
• Si sueñas con un toro, es que vas a enfermar
• Si sueñas con una víbora, es que tu novio/a te engaña
• Si sueñas con agua cristalina, es que algo te va a hacer llorar

Una curiosa es que en Semana Santa los niños no pueden jugar a deportes de balón (fútbol, baloncestos, etc.), porque piensan que es como si pegasen a la cabeza de Cristo en vez de al balón…

Yo a día de hoy, solo mantengo una superstición que cumplo a rajatabla. Viene de la época en que tenía una profesora de Religión llamada Rosario, y en que iba con el colegio a la Granja-escuela “El Remolino”. Fue entonces cuando Rosario me enseño “Quien ve romero y no lo coge, si viene un mal que no se enoje”. Yo desde entonces siempre que veo romero, me guardo unas hojitas en el bolsillo, por si acaso…

miércoles, 7 de abril de 2010

Similing at "The Ghost of Past", embracing at the future's one


I once lived for awhile in the island where wind and rain are daily born, as if they were a bread or butter. Over there, I had a girlfriend. Nowadays, I nicknamed her "The Ghost of Past".


She was tender to me, really caring and made me feel very well. With her I was never alone or sad. It was her that made me stay in the country of perpetual clouds for almost two years. She was always ready for a pint, constantly prepared for a trip to Temple Bar by bike. She never let me down in the lab, when our cells would die. She lived with me, part of "The Aranleigh Crew". She worked with me at "The Dawson's Freaks", she even joined for a climb or a squash match at UCD. I loved her; I was on her hook of caresses and enjoyment. Once she almost made me lose sight and stay with her “forever and ever”.
But nice as she was, I had to let her go! She was not meant to be mine, and I was not expected to settle with her. I needed another girlfriend, one that now I call "The Ghost of the Future".


She is cuter and a bit naugthly, we all like that. Don't we? I am already dating her for awhile and things seem pretty good indeed. I have to admit it, she is not so tender with me and I have to face it. She will never be! Sometimes she doesn't count on me to make plans; it is never sure what movie we will watch, what food we will order, what place we will visit for holidays. In the other hand, life at her side is spiced up as it was never before, she always have plans for me, even when I do not know. She prepares me surprise parties when less expected. I know she also takes good care of me, in a truly different than my past Lady, but she is lovely as well.
From time to time, it happens for a minute that I would like to embrace my previous companion, but she is too far, too distant, too blurry. In fact, she doesn't exist anymore as I loved her, she already moved on to be another’s “Ghost of the Future”. Then I call Peiton, We chat for awhile and we reinforce ourselves in the good decisions we have done. My lady was her lady, and as me, He moved already onto the new lover that will guide him through the future.

Transformers


Una vez más hablaré de la tele de los ochenta para introducir mi relato. Les ruego me disculpen la fijación, pero a partir de esa época, la televisión sólo gano canales, a la vez que perdía calidad. 
Pongamos que es una tarde de lunes, después del cole, ¿Qué podías ver en la caja tonta, contando con que tus deberes estuvieran terminados? Pues la serie de robots cuyo jefe era un gran camión que se convertía en un temible asesino de otros robots malotes...Los Transformers.
Aquí en Bolivia, no creo que para esas épocas tuvieran muchos televisores para ver a los transformers en acción, así que se inventaron los suyos propios, el auténtico transformer boliviano. Mucho más útil a la sociedad, por otro lado, además de resolver uno de mayores dicotomías de la sociedad moderna, previamente planteado por el autor.
Pongamonos en la piel de un coche, un coche japonés más concretamente, como Optimus Prime para seguir con la similitud. Casi seguro, a tu dueño le parecerás antiguo en cinco o diez años. Te dejará en algún sitio donde le den tres yenes por ti ¡Vieja Chatarra! Al final si tienes suerte y te libras de la máquina de hacer latas de sardinas, puede que llegues a Iquique, en Chile, donde unos señores te desmenuzarán por completo y te volverán a  montar, pero tu volante estará al otro lado, a la izquierda, no como cuando eras japonés.

PD: Este se perdió la Lección de "Transfórmate con Clase II".
Se quedó, a medias en la metamorfosis automovilística

Tarde o temprano, tu dueño te venderá. Mira tú por dónde, al final de tus días acabas en Potosí, humeando calle arriba y cayendo por gravedad calle abajo, con el contacto quitado. Ahora eres un anciano y vives en el "tercer mundo" y te toca pringar más duro, a 4.000 metros y con gasolina de 80 octanos. Ya ni se sabe cuántos kilómetros tienes, ni casi de que marca eres, pero a nadie le interesa, eres un transformer boliviano, indestructible, reparable hasta el infinito. Además, siéntete orgulloso, tu solito has resuelto el dilema de conducir a la derecha o a la izquierda. Todo es cuestión de una tuerca aquí y otra allá.