martes, 2 de marzo de 2010

¡Me parto y me mondo!


Cuando yo era más joven incluso que ahora, tenía buen un amigo, cariñosamente apodado como "el Niño Hormona" que siempre decía, golpeándose suavemente la tripa con la palma de la mano mirando hacia arriba: Me parto y me mondo- cambiando, en este segundo verbo el movimiento a descendente y circular, desde su cabeza a su cuello.  
Y es que reconozcamos que pocas cosas son más placenteras como una buena carcajada, más aún si cabe si el de al lado no sabe de qué va la algazara.
Eso es lo que pensaría Eugenio Mulón cuando talló, a mediados del s.XIX "El Mascarón", que hoy preside La Casa de la Moneda de Potosí. Hay diferente versiones de lo que puede ser: 
 
  1. Dios Baco: Por la corona de uvas que representa abundancia.
  2. Dios de los Indígenas: Porque se conoce que miembros de comunidades nativas cercanas a Potosí venían a venerarlo y pedirle bienestar, trabajo y fortuna.
  3. Caricatura de Presidente: En los años de la fabricación de la máscara, gobernaba Bolivia Manuel Isidoro Belzu, de orígen árabe, populista y radical, de reacciones diversas.
  4. Caricatura de Director: También se alude que el mascarón representaría a un Director de la Casa de Moneda con el que Mulón se hallaba enemistado.
  5. Caricaturade Diego Huallpa: El primer indígena que extrajo plata del Cerro Rico fue Diego Haullpa.
  6. Burla a la codicia: El mascarón sería una reacción burlesca a la codicia de los conquistadores españoles y del mismo modo a personajes de la época republicana."
Cada uno que saque su conclusión. A mi me parece una talla cusiosa y me encanta verla cada vez que paso frente a La Casa de la Moneda, me hace pensar que será, será que quiere decir y cuan malvados pueden ser, a veces, los artistas que nos dicen las cosa a medias muchas veces.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Y tú que piensas de esto? No seas tímido y habla: